Mobirise Web Creator

Miradas copulativas (ligar nivel diosa)

Si quieres iniciar un coqueteo con un alto índice de probabilidades a tu favor, nada como la mirada. Pero no se trata de sólo hacer contacto visual. Las conductas de cortejo tienen reglas y la ciencia, nos dice exactamente cómo hacerlo.

Los ojos son el único nervio expuesto del cuerpo y constituyen la herramienta de comunicación más primitiva y eficaz. En materia de ligue, un buen round de atisbos y pestañazos nos puede garantizar el éxito. Aunque se trata de una conducta que desplegamos instintivamente, las ciencias del comportamiento han revelado cuáles son exactamente el tipo de miradas que más claramente mandan la señal al objeto de deseo que ha aparecido en nuestro radar.

Técnicamente, tienen un nombre más que descriptivo, se llaman “miradas copulatorias”. Sí, como lo lees. Consisten en sostener la mirada de uno a tres segundos con la del elegido y luego, arrastrarla hacia abajo y ligeramente hacia la derecha de nuestro cuerpo. Se debe repetir unas tres o cuatro veces dejando pasar cortos intervalos de tiempo.

Algunos estudios, como los de la psicóloga Monica Moore, demuestran que esta estrategia es la más efectiva para iniciar un coqueteo. Si después del numerito, el prospecto no se ha dado por aludido, es momento de pasar a otra cosa.

¡Comparte este tip!