https://mobirise.com/

Tres motivos para ir ¡y siempre regresar a… Ciudad Universitaria!

Visitar los territorios de la máxima casa de estudios es sensacional. En primer lugar se trata de nuestro gran orgullo nacional pues ha sido el semillero de científicos, académicos y profesionistas destacados. Además, la rectoría, los museos, la hemeroteca, el centro cultural y el espacio escultórico, bien merecen varios paseos. Ahí también:

1. Libérate de la dieta. Ya sea con las sofisticadas propuestas del multigalardonado chef Ricardo Muñoz, quien en el restaurante Azul y Oro ofrece apetitosas creaciones inspiradas en la comida tradicional mexicana, o en la Casa Club del Académico, donde la cocina fusión, los productos de su huerto, la integración con el bellísimo entorno, las veladas temáticas y los espacios para los pequeños, hacen de estos lugares opciones verdaderamente irresistibles.

2. Recréate en ese pequeño pedazo de paraíso que es el Jardín Botánico del Instituto de Biología. Con más de 1,700 plantas representativas de nuestra biodiversidad, caminar por sus terrenos es una gran oportunidad para conocer y aprender, disfrutando. Aprovecha para que los expertos te orienten sobre tus plantas, infórmate de cursos para crear tu jardín o cultivar tus orquídeas. También puedes comprar una plantita carnívora en la tienda y apoyar la conservación de este gran espacio.

3. Obsesiónate con ir todos los domingos a los conciertos de música clásica que se presentan en la Sala Nezahualcóyotl. Este recinto, catalogado como uno de los mejores de América, está diseñado para que la acústica sea perfecta ¡hasta los respaldos de las butacas contribuyen esa función! A precios verdaderamente irrisorios, puedes disfrutar del arte de verdaderas personalidades del ámbito musical internacional.

¡Comparte estos motivos!