Mobirise

Tres motivos para ir ¡y siempre regresar a… Córdoba! en Veracruz

La importancia histórica de esta ciudad es enorme ya que el 24 de julio de 1821, aquí se firmaron los Tratados de Córdoba y con ello, quedaba consumada la independencia de México. De la belleza de la Catedral de la Inmaculada Concepción, al candor del colorido pozo de la Parroquia de San José, en este lugar…

1. Piérdete en el aroma, sabor y todo el abanico de sensaciones, que guarda una taza de buen café de altura. El de Córdoba, tiene fama mundial por su calidad. Sus variedades combinan a la perfección notas cítricas, florales, afrutadas y amaderadas, que atrapan a quien las prueba. Las amantes de esta deliciosa bebida, se darán vuelo probando todo tipo de productos derivados, como licores, tragos o galletas; nosotras nunca nos vamos sin comprar un par de cajas en la sucursal de Calufe que está a un par de cuadras del centro. Por supuesto, es obligado visitar el Museo del Café para conocer su historia, sus procesos y aprender un poco más con su degustación. ¡Saldrás hecha una experta cafetómana!

2. Disfruta esa taza de café, en un marco perfecto: siéntate a degustarla en el Portal de Zevallos, el histórico recinto situado frente al zócalo, en donde se firmó la independencia del país. En este lugar se dan cita cordobeses y turistas para hacer un alto y pasar un rato agradable charlando o leyendo. Aquí también se concentran restaurantes cuya oferta de comida tradicional e internacional, le ha ido confiriendo una bien merecida fama de zona gourmet.

3. Llénate de arte y cultura en el Portal de La Gloria o La Favorita, que es sede de la Casa de la Cultura, el Museo de la Ciudad y la Biblioteca Luis Sainz López Negrete. Llena de hermosos detalles e interesante arquitectura, saber que por acá se hospedaron personajes como Agustín de Iturbide, Benito Juárez, Maximiliano y Carlota, resulta encantador. 

¡Comparte estos motivos!