https://mobirise.com/

Tres motivos para ir ¡y siempre regresar a… Orizaba! en Veracruz

No siempre sospechamos la cantidad de cosas que podemos hacer en este bello rincón veracruzano de cielos azules, clima delicioso y gente encantadora. Guarda historia, arte, arquitectura, ecología y ¡mucha diversión! Bueno, hasta hay una famosa casa embrujada que se supone, se regalará a quien sea capaz de pasar la noche en ella. Pero si no te interesa probar suerte, mejor…

1. Súbete al camioncito turístico para que con toda comodidad, conozcas la Iglesia de los Dolores, Santa Gertrudis, la Catedral de San Miguel Arcángel, el Palacio Municipal, el Mercado Melchor Ocampo y el Teatro Ignacio de la Llave. Asomarse a la historia de esta ciudad, seguro te hará valorarla y disfrutarla aún más.

2. Hazte varias selfies en el Palacio de Hierro, un edificio hecho de acero que trajeron a partes desde Bélgica y es considerado, uno de los más bonitos del país. Visita el Museo de la Cerveza que alberga en su interior y cuando salgas, no dejes de hacer una parada en uno de los restaurantes más tradicionales de la ciudad: El Gran Café de Orizaba. ¿Siguiente parada? Un paseo en teleférico que te llevará del Parque Pichucalco al Cerro del Borrego, mientras disfrutas Orizaba desde una perspectiva realmente diferente.

3. Úntate una dosis extra de bloqueador y disponte a disfrutar de la naturaleza y actividades al aire libre, en las faldas del Pico de Orizaba o Citlatépetl, el volcán más alto de México. Recorre el Paseo del Río y disfruta de la fabulosa Reserva Animal. Sumérgete en las aguas termales del Balneario Ojo de Agua y busca a la sirena que dicen que vive entre sus profundidades. Atrévete a lanzarte en una tirolesa de 120 metros de altura en el Parque Nacional Cañón del Río Blanco. Practica cañonismo, senderismo y rappel, en el Cañón de la Carbonera, una reserva natural digna de los aventureros más osados,que cuenta con 24 cascadas, 12 manantiales y 4 cavernas,. ¿Qué más quieres?

¡Comparte estos motivos!